Ciudadanos aprovecha un ataque del PP para posicionarse en Twitter

Muchos partidos se quejan de las “campañas de acoso” por parte de otras formaciones, acusándoles de ataques sin fundamento y de carecer de argumentos, pero otros, en vez de quejarse, lo utilizan para bien. Que conste que no soy ni seré votante de Ciudadanos, ya que mi ideología política es otra, pero lo que ha hecho Albert Rivera con el ataque el PP es para quitarse el sombrero.

Rafael Hernando, portavoz de los populares en el Congreso, hace unas declaraciones muy desafortunadas sobre el mapa político actual, justamente en un año clave para el bipartidismo. Sin entrar en valoraciones (solo apuntar que esa persona está cobrando de todos nosotros por decir tonterías), Hernando habla de Ciudadanos como los “naranjitos” con un claro tono despectivo. Os dejo el vídeo para que lo veáis vosotros mismos:

Ciudadanos, lejos de dejar pasar el comentario, lo aprovechó para lanzar un hashtag llamado #YoSoyNaranjito, que ya es trending topic. Así, se podría decir que el PP le ha hecho la campaña de hoy a la formación de Rivera, así, sin venir a cuento.

Como Ciudadanos nació en gran parte en Internet, saben como usar las nuevas tecnologías, y la verdad es que esta vez les ha salido más que bien. Un buen ejemplo de comunicación política que se ha convertido en uno de los temas principales del día de hoy.

Anuncios

Cómo destrozar un discurso… por Rita Barberá

Aunque este post no trata de cuestiones nacionalistas, lo cierto es que hay una cosa que me preocupa mucho, y es que los políticos de las comunidades autónomas con idioma propio no sean bilingües. Y no solo me preocupa a mí, sino que transmite una imagen que genera muy poca confianza. ¿Cómo va a entender las necesidades de un territorio concreto alguien que no sabe ni comunicarse con su gente?

Lo cierto es que la imagen de un político que no es capaz de dar un discurso en el idioma de su comunidad suele salir muy perjudicada, y si no que se lo digan a Rita Barberá, que parece que no tiene ni idea de hablar valenciano. Lejos de poder criticar sus errores de elocuencia (fruto seguramente de un discurso que no ha preparado antes), y obviando el hecho de que yo no sé valenciano, la imagen que transmite es de total inseguridad y de poca fluidez hablando este idioma. He tenido que ver el vídeo con un breve resumen de “Público” para darme cuenta de hasta qué punto la situación da miedito. Os lo dejo aquí:

Tranquilos, chicos, vuestra comunidad no es la única que sufre estos contratiempos. En Galicia tenemos políticos a los que les cuesta mucho mantener una conversación en nuestra lengua, un hecho que viene provocado por la falta de práctica y, para qué negarlo, por la falta de interés.

No voy a daros una clase magistral de discursos, me basta con apelar a la lógica: Si te trabas tanto como Barberá, te cuesta encontrar las palabras justas y no eres la reina de la improvisación, lo mínimo es que ensayes mucho lo que vas a decir y trates de aprenderte el guión con la máxima naturalidad. Aunque la verdad es que a estas alturas debería saber hacerlo como es debido, ¿no?

Como no podía ser de otra manera, los más de 60.000 valencianos que tuvieron el “placer” de escuchar a la alcaldesa de Valencia no tuvieron más remedio que iniciar una pitada, visiblemente descontentos con el desastre de discurso que no solo bailaba entre el valenciano y el castellano, sino que provocó más de un sofoco a la ponente, que incluso tuvo que hacer pausas para la reflexión mientras el público seguía inquietándose.

Por si fuera poco, las redes sociales se incendiaron al instante, y mientras estoy escribiendo esto sigue siendo tendencia. Desde luego, su varias veces repetido “caloret” se convertirá en un recurso muy utilizado por una temporada. Aquí tenéis ejemplos de los memes que están circulando por las redes (a mi me encantan).

caloret

¿Y vosotros qué opináis de estas meteduras de pata?

caloret dos

Espero que tengáis un muy buen inicio de semana, que no viene precisamente con “caloret”.

caloret tres

6 cosas que Scandal nos enseña sobre una crisis de comunicación política

Está claro que nuestra política no pasa por su mejor momento. Corrupción, chismes personales, líderes de opinión que suben como la espuma… En un escenario convulso como este tener una estrategia de comunicación política es más importante que nunca. ¿Están preparados líderes y partidos para tantos escándalos? Definitivamente no.

Para los que sois seguidores de las series de televisión foráneas puede que os suene una que está dando mucho que hablar: Scandal. Como comunicadora política me vi casi en la obligación de empezarla y dejando al margen situaciones ficticias un poquito complicadas de creer lo cierto es que de ella se pueden sacar muy buenos consejos que podemos extrapolar a casi cualquier situación.

Aunque la serie no gira solamente en torno a la comunicación política, la mayoría de clientes de su protagonista, Olivia Pope, son altos cargos de las esferas más importantes del gobierno estadounidense, incluido el mismísimo presidente.

Cuando sus vidas entran en crisis Pope saca todo su arsenal y limpia su imagen hasta dejarla impecable. ¿Cómo? Saquemos algunas claves:

1. Trabajo en equipo: Pero de un equipo competente. Una crisis de comunicación política salpica muchas áreas: legal, económica, comunicativa… disponer de un conjunto de profesionales competentes en varios sectores es crucial para trabajar en una estrategia eficaz. Recuerda que nadie sabrá más que los expertos en el campo afectado. Déjales trabajar. En este caso, Olivia tiene a los mejores y no dudó en buscarlos en los lugares más insospechados.

2. Rapidez: Normalmente cuando una crisis sale a la luz es que las raíces del problema llevan pudriéndose mucho tiempo… y te queda poco. Pon a tu equipo a trabajar, a investigar y a pensar cómo sacarte del lío y hazlo desde el minuto uno. Si no se puede dormir, no se duerme.

3. Investigación: Conocer el problema a fondo es muy importante para establecer mecanismos de solución efectivos. Investiga a todos los implicados, incluso los más mínimos detalles para poder llevar a cabo una comunicación efectiva de la situación. El equipo de Olivia Pope es un verdadero ejército entrenado a la perfección en lo que se refiere a recopilación de información. No dudan ni siquiera en remover la basura. Literalmente.

4. Coherencia: Las decisiones que se tomen deben estar basadas no solo en los antecedentes propios del problema, sino en posibles escenarios de futuro. Si no se analiza lo que puede pasar es muy probable que pase… y que no estéis preparados. Busca soluciones para cada posible problema y sé coherente con las reacciones, a pesar de que la situación te pida ser impulsivo. La reflexión y la capacidad analítica son cualidades muy valiosas en la protagonista de esta serie.

5. Comunicación: Esconderse de la opinión pública o eludir sus preguntas es un error que pude salir muy caro. El gabinete de comunicación debe seleccionar un portavoz que hable en nombre de la organización y que aporte todos los datos posibles sobre el problema. Es por ello que la rapidez en es esclarecimiento de los hechos es muy necesaria. Estudiar el discurso, el lenguaje corporal e incluso la indumentaria ayudará a transmitir con éxito el mensaje.

6. Aprendizaje: Por supuesto, la prevención es el mejor arma en estos casos, aunque si una crisis de gran magnitud ha estallado y tu equipo de comunicación ha sabido capearlo es hora de añadir esta experiencia a los conocimientos de la organización para no volver a ese punto. Los clientes de Pope no suelen necesitar sus servicios dos veces.

¿Y tú? ¿Has visto la serie? ¿Añadirías algún consejo?