5 inconvenientes de trabajar desde casa

Cuando empecé mi andadura (o aventura) profesional tenía muy claro que no podía invertir en alquilar un espacio para trabajar. Echando cuentas, casi ni tenía beneficios, así que incluir un gasto a mayores me parecía un suicidio. Total, tenía Internet en casa y el calor del hogar es muy apetecible. Lo cierto es que ni siquiera pensé en los pros y los contras de trabajar desde casa, porque consideraba una ventaja (y lo sigo considerando) el hecho de poder trabajar desde donde quiera. Así que me puse manos a la obra, despejé el escritorio que no utilizaba desde mis tiempos de estudiante y empecé a trabajar.

Hoy os quiero explicar la serie de catastróficas desdichas que me llevó a plantearme alquilar un espacio, espero que os sirva para reflexionar y pensar cómo queréis trabajar:

trabajar desde casa

1. Retrasas la hora de levantarte: Porque como no tienes que desplazarte a ningún sitio, el “5 minutos más” adquiere todavía más relevancia. Esto puede derivar en una rutina poco sana, y en el famoso “trabajo en pijama”. En mi caso, ya ni me molestaba en vestirme como para salir a la calle, me bastaba con un chándal, una bata y las zapatillas. Eso sí, ahorré en ropa.

trabajar desde casa inconvenientes

2. Tiendes a comer delante del ordenador: ¡Craso error! Ningún médico te recomendaría comer delante de la pantalla, porque provoca ansiedad y te hace comer más y más rápido. Consecuencia: cambias tus hábitos alimenticios, y no precisamente para bien. Además, es más probable que te levantes a picar cada menos tiempo. Os lo digo por experiencia.

trabajar desde casa ocio

3. No separas el tiempo profesional del de ocio, porque no hay una barrera física. Así, tiendes a descuidar el horario hasta que te encuentras trabajando a las 11 de la noche delante de la tele. Hay que saber diferenciar entre trabajo y placer, y hacerlo en casa es muy complicado. Si no te queda otra que trabajar en tu hogar, te recomiendo que prestes atención a este aspecto y hagas un horario que cumplas de forma ininterrumpida.

trabajar desde casa autónomos

4. No puedes desgravar todos los gastos: Queridos autónomos españoles… si pretendéis desgravar el alquiler, la luz o la conexión, dejad de soñar, porque Hacienda se pone muy tiquismiquis con estas cosas. A mi ya me avisaron el día que me di de alta, imaginaos hasta donde llega el asunto.

trabajar desde casa solo

5. Te conviertes en un Forever Alone: ¡Con lo bonito que es charlar con los compañeros de oficina! En casa vas desarrollando una soledad que a veces se hace insoportable. Aunque solo sea para hacer el descanso del café manteniendo una conversación o hacer contactos, una oficina, mejor compartida, es clave para desarrollarte como profesional.

En mi caso, la solución pasó por alquilar un puesto en un espacio de coworking. Se trata de oficinas compartidas en las que varios profesionales trabajan juntos, y además de darte mucha compañía, hacerte salir de casa y provocar que te levantes a la hora, en estos espacios suelen surgir muchas sinergias profesionales. Ahora hay sitios de este tipo en todas partes, así que os animo a hacer una búsqueda rápida en Google y ver las tarifas del que más os guste. Podéis conseguir un sitio donde trabajar por menos de 100 euros al mes, o pagar por horas para forzarte a salir de casa.

Anuncios

Cómo darte de alta como autónomo en España

Llevaba un tiempo dándole vueltas a introducir nuevos contenidos en mi blog, así que me he lanzado al mundo del audiovisual (por supuesto no soy una experta, se puede ver en la calidad que espero ir mejorando). Me lo he pasado muy bien grabando este y otros vídeos, así que es probable que siga subiendo contenidos mientras tenga ideas (que tengo para rato). Esto me servirá para hacer entradas más dinámicas y diferentes que no cansen tanto como un pedazo de texto con mil párrafos.

En este caso vengo a hablaros (siempre desde mi experiencia, yo no soy experta en fiscalidad) de los trámites que hay que seguir para darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y de las obligaciones fiscales a las que yo tengo que hacer frente. Os recomiendo que consultéis vuestro caso concreto porque autónomos en un mundo aparte, y existen diferentes tipos de actividad con sus características propias.

En este vídeo os cuento cómo hacer los trámites, los impuestos que debéis pagar y las cuantías, teniendo en cuenta la bonificación de la que me estoy beneficiando ahora mismo. Espero poder hacer más vídeos como este (aunque prometo que de temas menos densos) para darle un soplo de aire fresco a mi blog.