Las redes sociales demuestran una vez más quién la tiene más grande

¿Qué se os pasa por la cabeza cuando os digo que os voy a hablar de Sálvame? Muchos cerraréis esta pestaña, aunque otros pensaréis que no será tan malo, ¿no? Lo cierto es que no es un programa que esté dentro de mi parrilla particular, y los personajes que “trabajan” ahí me parecen bastante limitados, pero soy de las que defiende la libertad, así que si hay gente que disfruta viéndolo… ¿por qué se lo vamos a prohibir?

Otra cosa muy diferente es cuando esa gente se da cuenta de que el mundo de piruleta donde se crea Sálvame en realidad es una fábrica de intereses y de dinero que da un papel muy concreto a cada uno de sus participantes y que en cierta manera engaña a los espectadores.

Para los que no seáis usuarios habituales de Twitter, estos días se viene dando una polémica en esta red social relacionada con el programa. Vamos a remontarnos al principio de los tiempos. Belén Esteban, la “princesa del pueblo” en un intento por ganar todavía más dinero y hacérselo ganar a su cadena decidió (o decidieron por ella) entrar en Gran Hermano VIP, una edición especial del archiconocido programa donde encierran a un montón de famosos (aunque yo solo conozco a un par) para ver qué hacen. Y ya está. El problema es que la casa de Gran Hermano siempre se convierte en una miniatura de la realidad en sí, por eso la de Paracuellos es la jefa máxima y el resto sus esbirros (tal como pasa en Telecinco).

#apagonsalvame

El asunto ha llegado a ser tan grave, que incluso desde fuera se apoya a la ex de Jesulín, unos dicen que por miedo y otros, porque, simplemente, Belén Esteban es la gallina de los huevos de oro de Telecinco. El caso es que los seguidores de estos programas están ya muy cansados de que se beneficie constantemente a la concursante, tanto por parte del programa como desde Sálvame, donde evitan emitir vídeos donde se pueden ver actitudes muy reprochables de la copresentadora.

La gota que colmó el vaso fue un comentario que la Esteban hizo dentro de la casa acusando a Ángela Portero (una compañera suya en otros programas) de consumir drogas. Sálvame evitó emitir este vídeo, y además salió en su defensa diciendo que tanto el programa como la cadena y su productora, La Fábrica de la Tele, cerraban filas en torno a ella. Lo que viene siendo un favoritismo de los buenos. ¿A alguien le queda alguna duda de quién va a ganar?

A raíz de estos hechos, Twitter empezó una revolución que se conoce ya como #apagonsalvame y que invita a los seguidores que se sienten desilusionados con el programa a dejar de verlo. Según algunos medios de comunicación, el programa ha perdido ya 100.000 espectadores, y el hashtag sigue siendo trending topic todos los días.

¿Y sabéis por qué es esto? Porque cuando se meten con los tuiteros, hasta Belén Esteban puede temblar. Con cosas como estas nos queda claro el poder de movilización de las redes sociales. ¿Os imagináis que el programa tiene que dejar de emitirse por este motivo? Sería una batalla librada desde las redes sociales en contra de un gigante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s